top of page
  • Foto del escritorMarie Arnaudon

Cuando al final gana el deporte: el caso de la Copa del Mundo de 2022 en Qatar


El Mundial de 2022 se concluyó el pasado domingo con el tercer título de Argentina ante Francia, al término de una final estupenda.


Este partido fue a la imagen de este Mundial en el que las performancias deportivas nos hicieron olvidar las polémicas.


Un Mundial no tan popular


Ningún acontecimiento deportivo genera tanta pasión como la Copa Mundial de la FIFA. Los aficionados detienen sus vidas durante un mes para animar a su país.


Sin embargo, cuando se eligió a Qatar como sede de la competición, al público le pareció extraño.


A mucha gente le sorprendió que la FIFA confiara en Qatar, un recién llegado a la escena futbolística, para albergar su competición más importante.


¿Cómo puede organizarse un acontecimiento deportivo en verano en un país donde las temperaturas en esa época del año pueden superar los 50 grados, donde la mayor parte del territorio es desierto y cuyos valores políticos distan mucho de los que intenta transmitir la FIFA?


A estas preguntas han seguido muchas controversias subyacentes que han relevado los medios de comunicación.


En primer lugar, las acusaciones de que Qatar obtuvo la Copa del Mundo gracias a la corrupción.


A continuación, The Guardian publicó un artículo en el que explicaba la grave situación de los trabajadores contratados para construir los estadios.


Según el periódico británico, más de 6.000 personas han muerto en las obras a causa al clima extremo de Qatar.


Y justo antes de la competición, fue el brazalete One Love el que provocó un debate. El brazalete era una protesta contra las leyes anti-LGBTQI+ de Qatar. La FIFA prohibió que los jugadores lo llevaran por respeto al país anfitrión.


Todo estos debates y controversias dominaron la cobertura mediática antes del primer partido.


Pero una vez iniciada la competición, todo cambió.


Cuando el fútbol acapara la atención


No hay nada más poderoso que un partido de fútbol. Puede parar en seco a un país y hacer olvidar todo lo negativo del juego.


En el momento en que Arabia Saudí ganó en contra Argentina, quien sera proclamada campeona del torneo, los títulos se trasladaron a la Copa Mundial de los milagros.


El exaltante recorrido de Marruecos hasta semifinales siguió alimentando esta historia milagrosa.


Sin embargo, no todos los títulos eran positivos. Por desgracia, dos periodistas murieron durante la competición.

En los medios de comunicación siempre se iba a producir un cambio hacia el rendimiento deportivo.


Sin embargo, para el gobierno qatarí, este cambio era crucial para restaurar su imagen.


Hemos visto uno de los mejores jugadores de la era moderna, Lionel Messi, ganar el título que más deseaba en su último Mundial.


El Mundial de Qatar 2022 ha pasado de ser el Mundial que nadie quería apoyar al Mundial que nadie olvidará.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page